Derechos y obligaciones del blogger

Lunes, 4 de enero de 2010 |

Blogosfera, Destacados, Economía, Internet, Opinión, Periodismo, Sociedad

Si el año que empezamos debería procurar algún cambio en la profesionalidad del trabajo de blogger creo que debe pasar por dos puntos primordiales: derechos y obligaciones. De derechos hemos hablado en varias ocasiones, incluso reclamando un espacio similar al del periodista de carné, pero también hay que tener en cuenta las obligaciones, que debemos asumirlas en toda su amplitud, sobre todo para evitar demandas.

En cuanto a obligaciones …

Una de ellas pasa por declarar los ingresos como redactor de Internet, filtro fundamental para poder profesionalizar esta profesión en auge, además de realizar una correcta declaración legal en tu blog (si es tuyo) y, afortunadamente, actualmente hasta podemos contratar un seguro médico para bloggers privado en Sanitas. Pero más importante casi que lo anterior es disponer de un seguro de responsabilidad civil para bloggers, a ser posible con empresas de prestigio y experiencia en la red.

Y es que un blogger, a poco que se descuide, es fácil que incurra – el o sus lectores en los comentarios – en alguno de estos delitos …

  • infracción de la propiedad intelectual
  • difamación
  • libelo
  • derechos de una marca
  • presunto desprestigio de un producto
  • derechos morales
  • calumnia
  • invasión de la privacidad
  • etc …

Y todo ello, además, en un entorno de situación ilegal, sin amparo de ningún tipo.

De igual modo, las redes de blogs deben registrar la situación contractual con sus redactores, aunque sean freelance, con algún tipo de acuerdo escrito que muestre la conformidad del blogger con las condiciones de pago ofrecidas por la empresa y que, de este modo, consolide la relación empresa-redactor y legalice la situación de ambos. En Medios y Redes lo hemos hecho así y la auditoría casi nos ha hecho la ola.

Y es que siempre hablamos de derechos, de lo que se nos debe reconocer, pero hay que que ser serios y afrontar la realidad: la mayoría de los bloggers obtienen ingresos de manera ilegal, moviéndose dentro de la economía sumergida, y en esta tesitura no se pueden exigir derechos si no se cumple con unos mínimos de responsabilidad y obligaciones.

Solo si somos capaces de profesionalizar y legalizar la situación del blogger en la sociedad podremos constituirnos de un modo asociativo, fuerte, desde el que reclamar derechos que, por supuesto, merecemos. El resto es hablar por hablar.

Aquí te dejo unos enlaces de interés al respecto que no debes dejar pasar:

Share


Fatal error: Call to undefined function boposts_show() in /usr/home/ciberprensa.com/web/wp-content/themes/freshnews/single.php on line 52