Desde Irlanda, una visión de CUBA

Viernes, 20 de mayo de 2011 |

Actualidad, Notas Prensa, Opinión, Periodismo, Política

Por Reinaldo Taladrid Herrero

Limerick es una ciudad bella a hora y media de Dublín, la capital de Irlanda, y que en los últimos 20 años ha tenido, por diversas razones, un desarrollo considerable.

Para los cubanos, aparentemente, el nombre no les dice mucho, hasta que sabe que allí está el Aeropuerto de Shannon. Recordarán las escalas de los vuelos de Aeroflot en dirección a Moscú, en la época de la Unión Soviética.

La Universidad de Limerick se ha convertido en la tercera más importante de Irlanda. Es, esencialmente, un gran centro de formación de ingeniería y este boom estuvo directamente vinculado a la creación del gigantesco Parque Nacional Tecnológico, en un área anexa, y dentro de ese recinto, el Centro Nacional por la Excelencia de las Matemáticas y las Ciencias.

Se había organizado aquí un conversatorio sobre “Cuba en el 50 Aniversario de la Victoria de Girón”, al cual fui invitado, pero algo que jamás imaginé complicó el encuentro. El mismo día, en la misma Universidad, hablaba ante un enorme auditorio nada más y nada menos que el mismísimo Dalai Lama.

En lo que esperaba la hora de mi conversatorio y mientras el Dalai Lama hablaba, la principal emisora de Radio de Limerick llamó y me preguntó si estaba dispuesto a una entrevista en vivo sobre Cuba en el programa “Limerick Live”. Acepté y en unos minutos llamaron para salir al aire.

Comenzó la entrevista y aparecieron los temas habituales. Para empezar, “el embargo” (sí, el conocido bloqueo de 50 años). Comienzo a responder de por qué si es solo un pretexto del gobierno cubano no se lo quitan a este y de pronto me dice el periodista-conductor: “Señor, lo sentimos pero nos vamos en vivo al discurso del Dalai Lama que como sabe está teniendo lugar aquí en nuestra Universidad. Pero si a usted no le molesta, por favor quédese en la línea. Regresaremos”.

El Dalai Lama en ese momento hablaba de: “… perdón, aceptación y serenidad”. De pronto oigo la voz al aire del conductor del programa que dice: “Regresamos con el señor Taladrid, periodista cubano y la pregunta es: ‘Señor, ¿cómo es Cuba hoy?, ¿una dictadura brutal o el paraíso que pintan los anuncios de turismo’?”.

—Ninguna de las dos, Cuba no es un paraíso, como ningún otro lugar de este planeta. Tiene muchos problemas de diverso tipo como cualquier país, aunque me alegra que conozca de nuestra industria turística. Le propongo a los oyentes que vayan a la Isla, que descubran a un país muy bello, muy seguro, muy culto y muy digno. Tampoco es una dictadura brutal ¿de dónde sacaron que Cuba es una dictadura brutal? Lo que pasa a veces con gente honesta, aunque desinformada, es que no se dan cuenta de que Cuba es observada y descrita a través del telescopio Hubble y el resto del planeta casi siempre a través de espejuelos de poca graduación, pero por cierto es el Hubble cuando tenía el lente en mal estado y daba imágenes borrosas y equivocadas, mire por ejemplo…”

“Señor, disculpe, nos vamos de nuevo en vivo al discurso del Dalai Lama, pero por favor quédese que al parecer los oyentes están llamando sobre Cuba.”

De nuevo escucho por el teléfono al Dalai Lama, quien en ese momento dice: “… debemos unirnos por encima de todas las religiones”. Y de pronto otra vez el conductor: “Regresamos en vivo con el periodista cubano Reinaldo Taladrid. Señor, mi próxima pregunta es si Raúl Castro sucedió a Fidel Castro, ¿otro Castro sucederá a Raúl o sea Cuba se podría convertir en una monarquía comunista?”

—No, Cuba ni fue ni será eso que usted describe como monarquía comunista, mire Raúl Castro era, por mérito propio, el segundo al mando del Movimiento Revolucionario liberador desde la lucha contra la dictadura brutal de Fulgencio Batista. No sé si ha oído hablar de la misma. Dígame, ¿la conoce? ¡Ah!, no, bueno entonces le recomiendo que se documente, para que pueda entender lo que se defiende en Cuba hoy. Y además también para su cultura general e integral…

“Señor, mire, tenemos que interrumpirlo para regresar con el discurso del Dalai Lama en vivo desde la Universidad de Limerick”. Ahora Dalai Dama dice: “Todos somos lo mismo”…

Y de nuevo el conductor: “Regresamos a esta entrevista con el periodista cubano de visita en Limerick. Señor Taladrid: ¿Castro ganó en Bahía de Cochinos por la no intervención de los norteamericanos o cómo fue?”

—Le sugiero que se lea algo de aquella epopeya. La CIA, los organizadores norteamericanos pensaban que los cubanos se iban a sumar en masa a la brigada mercenaria que los venía a liberar de la “dictadura brutal”, pero ocurrió exactamente lo opuesto. Los cubanos con las armas dadas por la Revolución, desde que desembarcaron en tierra cubana les cayeron a balazos, no a flores, y de todas formas le digo que si, como tenían previsto en su plan, las tropas norteamericanas hubieran desembarcado, el país ya estaba preparado para una guerra de resistencia ante el invasor desde Pinar del Río, el extremo occidental de la isla, adonde Fidel había enviado al Che Guevara, hasta Oriente, con Raúl Castro al frente. Sí, Fidel Castro dirigió brillantemente la batalla, pero fue el pueblo cubano masivamente quien lo siguió y la peleó. Fidel solo no hubiera podido ganar. Y también sería bueno que se pregunte por qué un pueblo seguía a Fidel y al socialismo de forma tan masiva y…

“Señor, discúlpeme de nuevo pero nos vamos en vivo otra vez al discurso del Dalai Lama”. Mantengo el teléfono en mi oído y escucho que alguien presente en el auditorio le pregunta al Dalai Lama: “Su Eminencia, ¿qué cree de la tremenda crisis económica que están atravesando Irlanda y otros países?” Casi al instante el Dalai Lama responde: “Mis conocimientos de asuntos de dinero son cero… ”

En el estudio de la emisora de radio, una voz dice: “Oye, vuelve con el cubano, que la gente está llamando sobre Cuba y pon las llamadas al aire”. Nuevamente el conductor que anuncia: “Bien, estamos de vuelta con esta entrevista al periodista cubano de visita en Limerick. Pero señor Taladrid, queremos que escuche y comente lo que están diciendo nuestros oyentes que están llamando… Buenos días, está en el aire”.

Entra la llamada: “Mire, estoy totalmente de acuerdo con el cubano. Cuba ni es tan mala como la presentan ni es un paraíso. Tiene los mismos problemas que cualquier país. Entonces por qué ustedes no usan el telescopio Hubble para analizar lo que está pasando aquí con la crisis… ”

El periodista-conductor dice: “Nos vamos a la próxima llamada… ”

“Entiendo perfectamente a los cubanos con todo lo que les han hecho y le hacen, claro que lo primero que tienen que hacer es defenderse o ¿usted pretende que sean suicidas?”

“Próxima llamada… ”

“Soy latinoamericano y vivo en Limerick. Estamos muy orgullosos de Cuba y de su Revolución. Lo que Cuba ha hecho es también por nosotros que estamos aquí o en cualquier parte. Viva Cuba, Viva el Che… ”

Y sin ni siquiera darme tiempo de agradecer y despedirme, el conductor concluyó: “Bueno, muchas gracias señor Taladrid por su tiempo, y regresamos al Dalai Lama”.

¿Se acabó realmente el tiempo?, ¿decidieron cortar la entrada de llamadas?

Share


Fatal error: Call to undefined function boposts_show() in /usr/home/ciberprensa.com/web/wp-content/themes/freshnews/single.php on line 52