El Sentido de la Vida

20060104122148-caminos.jpg

Pocas veces un meme me ha parecido tan interesante, porque aunque la mayoría suelen requerir la exposición mas o menos personal de los gustos de uno, en este caso se va mas allá aún, al meollo de la cuestión, el Sentido de la Vida.

20060104122148-caminos.jpg

Y no se si Jesús sabía lo que hacía pero este fondo de reflexión que plantea tendría muchas posibles respuestas y todas requieren de una reflexión importante. Porque responder en menos de 200 palabras (¿hay que contarlas?) sobre una de las cuestiones de la filosofía de todos los tiempos; El Sentido de la Vida, no es fácil, exige introspección y sinceridad en grado paralelo.

Bueno, pues tengo que decir que para mi la vida no es algo afín al concepto fisiológico de la misma, no lo asocio a la caducidad física de este cuerpo que sirve de barco en el camino de … vaya usted a saber. Eso si lo tengo claro, el sentido de la vida no es crecer, reproducirse y morir. Para mi tiene un valor mas práctico, que debemos llenar de objetivos y dejar nuestra impronta de un modo u otro.

Para unos, esa impronta vendrá reflejada en la difusión de sus genes, pero para mi tiene mas que ver con obras, con lo que hacemos por nuestro entorno. Y para ello hay que marcarse objetivos, algo que la gente normalmente no asocia a su vida personal aunque habitualmente lo haga en su trabajo, simplemente se dejan llevar y no planifican su propia existencia.

Y la vida, para que tenga algún sentido, y no sea simplemente una secuencia de golpes, amores, hipotecas y relaciones mas o menos exitosas, debe tener un objetivo.

En mi caso, desde pequeño me marqué metas que alcanzar, como terminar estudios, tener coche, viajar a ciertos lugares. Mas adelante, con el advenimiento de una conciencia mas global, me he marcado alcanzar ciertos objetivos profesionales, compartir mis impresiones y conocimientos con todo el mundo y alcanzar cierta paz espiritual. No una paz de espíritu religioso, sino de mi ser aislado de su forma física, de sentirme mejor persona independientemente de mi aspecto físico.

En definitiva, para mi el Sentido de la Vida es contemplarla no como algo que empieza y termina con nosotros sino como una línea en la que tenemos algo que aportar que haga que generaciones venideras sigan avanzando en vez de estancarse. Y para ello hay que innovar, ser honestos y altruistas, compartir, aprender, dar … hacer lo posible porque el mundo sea mejor que cuando lo conocimos.

pongo.jpg

Creo que me he pasado de las 200 palabras, pero no se expresarme de manera comprimida, y menos de un asunto tan relevante. Me gustaría saber cual es el Sentido de la Vida de Victor, Jack y Borja.

Share

17 thoughts on “El Sentido de la Vida

  1. Gracias Fernando por contestar!! Puse lo de las 200 palabras por marcar un límite (obviamente es sólo simbólico), no fuera a ser que alguien se pusiera extremadamente trascendental y le saliera todo un libro, jeje.
    En cuanto a la respuesta, pues se asemeja bastante a la mía (en lo subjetivo), aunque no te atreviste (no sé si es porque no lo piensas) a decir que objetivamente la vida no tiene sentido. Muy poca gente se atreve a afrontar esto verdaderamente, a plantearse que un día todo acaba y todo se borra; y que el universo se apagará y seremos auténtica y cruel “nada”…
    Un saludo!

  2. NO me “atrevo” porque no estoy de acuerdo contigo. No soy católico, ya lo sabes, pero si creo que trascendemos mas allá de la muerte física, por ello, y quizás aunque no fuera por ello, creo que debemos tratar de dejar una impronta, de traspasar el límite fisiológico de nuestro traje de carbono y dejemos un mundo mejor que el que nos encontramos.

    Y esto no es contradictorio tampoco con el ateismo, no va de eso sino de considerar la vida como algo menos limitado que nuestro paso corpóreo por una época (insignificante) de la vida del planeta, nuestra sociedad, etc.

    ;)

  3. Yo también creo que debemos tratar de dejar una impronta, traspasar el límite fisiológico, luchar por los sueños y metas…, Y claro que no es contradictorio con el ateísmo. Yo me refería al fin último en su grado más objetivo y, digámoslo, racional. Pero bueno, al final lo que importa es cómo lo pintemos nosotros.

    Un saludo!

  4. Ja ja ja! Claro que no! Extraño ejercicio ese, además de cómico. :D Tienes toda la razón… resulta que la mayoría de las personas, por ahí por los DOS años, ya tiene una idea clara de lo que vino a hacer acá. Clara no es específica necesariamnte, sólo clara: “música”, “ayudar”, “construir”, “algo grande”…. cosas como ésas. Lamentablemente, los adultos se encargan con gran entusiasmo de invalidar esos propósitos, que acaban sumidos en el olvido, en la mayoría de los casos.

  5. Mujer, yo a los 2 años solo tenía claro que me gustaba la papilla y que el pis se hacía en el orinal, poco mas :D

    Tampoco culparé yo a los adultos de mis éxitos o fracasos, sería lo mismo que ceder mi voluntad a la de otros, y ni lo he hecho al concepto de Dios, ni lo voy a hacer a los hombres (o mujeres). Uno solo es el responsable de sus logros y de sus penurias, no hay que echar la culpa a otros sino a nuestra propia incapacidad para superar barreras. Al menos yo lo veo así ;)

  6. Doctor Blog, es usted dueño y señor de una habilidad admirable, aunque escalofriante, para hacer que los acuerdos más fundamentales parezcan contradicciones insalvables. ¿Cómo lo logras? :???:

  7. Milla, yo básicamente confío en la singularidad de cada persona y su capacidad de crear su propia vida y su futuro.

    Las influencias externas son eso, influencias, pero no necesariamente tienen que anular a la persona, y menos si la determinación propia es clara y el objetivo bien definido :)

  8. Para que no se note. Para que pase desapercibido el hecho de que estamos de acuerdo. Para…. ¡¡¡¡PARA QUE NO HAGAS DE ALGUNA MANERA QUE PAREZCA UN DESACUERDO!!!!!!!

    Igual lo hiciste, :-D Lo dicho, eres un maestro! Jaaaaaajajaja!

  9. Luego de tanto tontear, te cuento que para mí, el sentido de la vida es el sentido que le da cada individuo a su vida.

    La vida de alguien consta de muchas partes o, mejor dicho, impulsos hacia una meta, que dependiendo del “tamaño” de la persona (no me refiero al cuerpo de la persona, naturalmente), está tan “cerca” como lograr pagar la renta este mes o está a millones de años luz de distancia, como lograr la iluminación de los Budistas (que toma cientos, tal vez miles de vidas) o para el caso, lograr la justicia social que, al paso que vamos, va a tomar un tiempo similar, aunque nadie lo haya calculado aún.

    Los seres “pequeños” tienen pequeñas metas, o metas cercanas. Los seres “grandes”, establecen metas de magnitud comparable. Y estos “tamaños”, son relativos y dependen de la consideración del observador, si hubiera alguno….

    Estas metas son las que le dan el sentido a cada vida. Cuando no se establecen, cuando se pierden, se “olvidan”, cuando se traicionan, tenemos vidas carentes de sentido. Tenemos hojas al viento, tenemos víctimas y ese tipo de cosas.

    Y las metas se pueden dividir por tipo de impulso, Así, cada quien tiene (o no tiene) metas para sí mismo como individuo (respecto a su salud, longevidad, posesiones, prestigio, fama, carrera, etc.), respecto a su pareja/familia, respecto a los grupos en los que se involucra o que crea, respecto a la humanidad en su conjunto…. en fin. Faltan 4 impulsos más, pero pocas personas llegan siquiera al segundo impulso, los que llegan al 3 son muy pocos, los que están siquiera concientes del 4 son verdaderamente excepcionales, y así sucesivamente.

    Entonces, las vidas se hacen más interesantes, productivas o valiosas para uno mismo y para los demás, tienen más sentido, en la medida en que la persona crea o fija (y actúa para perseguir) metas cada vez mayores o más lejanas en una diversidad progresivamente mayor de impulsos vitales.

    Naturalmente, ¡existe un límite! Este límite es el infinito. :-)

Comments are closed.